Cuando el duelo llega a la familia.

Durante es mes de Junio, ha sido un tiempo dificil, hemos celebrado dos funeral. 

1.   Permite un encuentro familiar; hay miembros de la familia que han viajado de lejos para decirle hasta luego! Y también para darse un abrazo y estrecharse mientras se recuerda y se honra. Nos acercamos, bien sea por que la geografía nos mantiene distante o sencillamente en encuentro emocional que nos permite sentirnos mas de cerca.

2. Este momento nos permite; Comprender que Dios es nuestro refugio y abrigo. Que frente a la muerte solo tenemos los Brazos del Padre para resguardarnos y buscar consuelo y paz. El Dios soberano y omnipresente: Que lo abraza todo y lo conoce todo!

3.   Este momento nos permite; reflexionar sobre la fragilidad de la vida humana. Pensamos en nuestra propia muerte, y lo corta que esta puede ser. La vida es un pequeño paréntesis en el párrafo de la historia. Aprovecha la vida para que la muerte sea un encuentro de celebración con el Creador y dador de la vida!

No hay hombre que tenga potestad sobre el espíritu para retener el espíritu, ni potestad sobre el día de la muerte; y no valen armas en tal guerra… Eclesiastés 8:8 rv60